7 jun. 2017

La conferencia de Jaume Ponsarnau que inspiró el Curso de Alto Rendimiento en Baloncesto

Jaume Ponsarnau será el primer entrenador que participe por tercera vez en el Curso Internacional de Alto Rendimiento en Baloncesto, del que soy co-director. Este hecho no es para nada casual pues para este curso Jaume es alguien muy especial, y para explicar el motivo les contaré una anécdota de hace ya algunos años.

Corría el año 2010, en el Curso de Entrenador Superior que se desarrollaba en San Sebastián. 30 de julio, último día de clases en el curso tras dos semanas agotadoras y desbordantes de información, estímulos de todo tipo y muchas horas de trabajo y estudio robadas al sueño.

Agotado, como todos, intento concentrarme en la que era una de las últimas charlas del curso, con todo lo que eso implica a nivel emocional. El conferenciante era Jaume Ponsarnau. Pero la cabeza no reacciona, el cuerpo no responde, consigo apenas prestar atención a ráfagas, si bien lo suficiente para constatar que estoy ante un grandísimo conferenciante que está impartiendo una charla maravillosa a la que no soy capaz de prestar la atención que merecería.

En un momento dado me digo a mí mismo “qué lástima no poder disfrutar de una charla así de buena en un contexto más relajado, descansado e informal para poder disfrutarla y empaparme de lo que dice como merecería”. Pasan los minutos en esa línea y casi al final de la charla me vuelve la misma idea a la cabeza, pero en este caso con la respuesta al problema: Los Cursos Unimar de la UMU (los cursos de verano), en los que en algún caso ya había tenido ocasión de colaborar un poco en la organización hace años, y además en una localidad costera como Águilas.

Ahí quedó la idea, dormida, latente, durante varios meses. El azar, como en muchas facetas de la vida, termina por aliarse para que las cosas ocurran. Un teléfono sin batería, una llamada desde teléfono prestado, una llamada perdida, una devolución de llamada a un número desconocido, aclaración de la situación y un “por cierto, hay un tema que no tiene nada que ver con esto que me gustaría comentarte un día”. Mi interlocutor insiste en tratar el tema que sea ese mismo día. Y ahí nos tienes a mí y a José Margineda, por entonces decano de la Facultad de Ciencias del Deporte de la Universidad de Murcia, tomando un café y hablando de la posibilidad de montar un curso de verano sobre baloncesto.

No tenía claro en ese momento por dónde enfocar esa idea seminal de curso, pero sí tenía clara una cosa: el curso se haría con Jaume Ponsarnau o no se haría... y sí, se hizo.

Enlaces relacionados:


No hay comentarios: